MASMusculo Tenerife

From the Blog

Torso-Pierna

Si bien es cierto que rutinas existen a puñados y enfocadas de diferentes maneras, la realidad es que no todas las personas, ya sea por cuestiones laborales, familiares, tiempo o, simplemente, por gustos, pueden llevarlas a cabo. En el artículo de hoy describiré, de manera muy sencilla, una de las rutinas que mejor me han funcionado en estos años de vida “fitness”: torso-pierna.

Comenzando por su planteamiento, y como el propio nombre indica, consiste en dedicar sesiones alternas para la parte superior y para la parte inferior, siendo su mejor distribución en base al siguiente esquema:

Torso – Pierna – Descanso – Torso – Pierna

Como podemos comprobar, se trata de una rutina de cuatro días en la que el tiempo ya no será un factor limitante. Del mismo modo, esta rutina nos permitirá utilizar frecuencia dos para cada grupo muscular, pudiendo distribuir el volumen total de ejercicios, series y repeticiones en dos días y, con ello, poder entrenar con la intensidad y concentración adecuadas, algo que, normalmente, se va perdiendo a medida que se acumula la fatiga en las clásicas rutinas divididas.

Por otro lado, una torso-pierna nos permite enfocar, uno de los dos días, a un trabajo más pesado y enfocado a la mejora de la fuerza en los ejercicios básicos, mientras que la segunda sesión podemos destinarla a mejoras de ganancias en cuanto a hipertrofia. Por ejemplo, un Press de Banca podríamos entrenarlo en un rango de 5×5 en el primer entrenamiento y buscar una progresión en base a un 4×8 en el segundo día. De igual manera, existen numerosas progresiones de fuerza “carga-descarga” que podremos adaptar a nuestra rutina.

Otro de los puntos fuertes de este tipo de rutinas, y que más suelen convencer para llevarlas a cabo, es la recuperación. Al alternar un día de torso y un día de pierna, seguido por un día de descanso (activo, siempre), nos va a permitir una recuperación total antes de volver a tocar un grupo muscular, facilitando la progresión, las ganancias y, sobre todo, la disminución del riesgo de lesión por sobrecarga.

Con cuatro días de entrenamiento en sala y tres días totales de descanso (repito, activo), se trata de una de las mejores rutinas para [email protected] que carecen de tiempo, como comentábamos al inicio del artículo y, del mismo modo, para esas personas a las que la idea de dedicar toda una sesión a un solo grupo muscular nos les llama la atención.

Para finalizar, espero que este artículo os haya servido de ayuda. Pese a haber tocado cada punto de manera breve y resumida, estaré encantado de resolverlos las dudas que podáis que tener y, para ello, ya sabéis dónde encontrarme.

Javi MMTenerife

Have your say